#IDARB: Como un tweet dió a nacer a un increíble videojuego

<< ¿Qué hacer a partir de ahora? He comenzado un nuevo proyecto, con este pequeño rectángulo rojo. Estoy pensando en un juego de plataformas. #AyúdameADesarrollar>>

Mike Mika es el responsable del área de diseño en Other Ocean Interactivo, un estudio de videojuegos canadiense. Es conocido por haber jaqueado un videojuego viejo de “Donkey Kong” para permitirle a su hija que jugara con Pauline y que en lugar de que Mario la salvara a ella, fuera esta princesa la que salvara a Mario. Mike Mika publicó este tweet el 3 de enero del 2014, sin saber realmente lo que venía de desencadenar.

En un primer momento, no había pasado gran cosa: algunos pocos internautas se dignaban a contestarle. Pero todo comenzó a acelerarse cuando Tim Schafer, cofundador del estudio Double Fine, y seguido por más de 200000 personas en Twitter, le sugirió esta idea:

<<Yo creo que hace falta que el rectángulo rojo tenga que tomar una decisión crucial, y que el resto de la historia se cree a partir de allí >>

La popularidad de este internauta le dio una gran visibilidad al proyecto de Mike Mika, y las contribuciones, más o menos serias, empezaron a fluir. << Sería buena idea que se pueda jugar también con un rectángulo azul>>, <<Podríamos por ejemplo alquilar películas con el rectángulo rojo>>. Mike Mika se inspiró a la medida en que estas ideas fueron publicadas en Twitter y poco a poco iba comunicando sus avances. Un internauta lanzó el hashtag #IDARB, las iniciales de “it draws a red box”, frase que fue utilizada en el primer tweet de Mike Mika, con el objetivo de juntar totas las ideas de los internautas. El hashtag se propagó y las ideas se multiplicaron enormemente.

rs7

<<LAS PERSONAS ESTABAN OBSESIONADAS, A PESAR DE SER REALMENTE ESTÚPIDO>>

<<Si recibíamos una idea, 10 minutos después estábamos intentando realizarla, explicó Mike Mika. Como improvisando: las personas nos proponían muchas ideas y nosotros intentábamos interpretarlas y buscábamos la manera de incorporarlas al videojuego >>

En este punto, todo comienza a tomar forma. Brandon Sheffiel, un diseñador de videojuegos, también sugirió que se incorporara un balón que los jugadores pudieran pasarse o quitarse para marcar un estilo de goles. Y entusiasta, Mike implementó la idea.

En sólo algunos meses, este juego se convirtió en una obsesión delirante y frenética, que copilaba numerosas ideas un poco absurdas y a la vez coherentes. Con un diseño y un objetivo muy simples, este juego permite a dos equipos de cuatro jugadores máximo de enfrentarse en un campo de competición, y que deben marcar un máximo de goles.

Mike Mika, que fue quien decidió también desarrollar el juego para el Xbox One, fue invitado por Microsoft para presentar este juego en la Game Developers Conference en San Francisco, un encuentro de creadores independientes de videojuegos. << Las personas estaban obsesionadas viendo el videojuego, afirmó Mike. Era como una mezcla de cosas extrañas que le daba ganas de jugar a la gente >>

Y el juego cambia completamente a otra dimensión una vez que se conecta a Twitch, un sitio que permite retransmitir algunas partes del videojuego en directo. En el caso de #IDARB, es posible por ejemplo permitir que los internautas intervengan en las partidas de otros jugadores enviando elementos perturbadores conocidos como <<hashbombs>>. Publicando por ejemplo el hashtag #light en Twitch o en Twitter, los jugadores quedan totalmente a oscuras. Con #bomb, el balón explota. Publicando #Reverse se invierten los controles de los jugadores y con #Oktoberfest se inunda el nivel de cerveza.

Existen también muchos otros de estos hashtags, que crean una partida completamente imprevisible, a la merced del humor de internautas de todo el mundo. Es un caos realmente divertido, digno de ser una de las mejores creaciones de Internet generada a partir de algunas ideas absurdas de ciertos internautas, disponible también en Xbox One desde el 30 de enero.

Comentarios

comentarios

Related Posts

Add Comment